fbpx

la muerte y su misterio camilo flammarion pdf gratis

la muerte y su misterio camilo flammarion pdf gratis

DESCARGA GRATIS DANDO CLICK AQUI EL LIBRO LA MUERTE Y SU MISTERIO CAMILO FLAMMARION PDF GRATIS

El mundo psíquico, invisible y real, nos parece ya como algo irrefutablemente comprobado. Indudablemente, hoy día nosotros tenemos: “La sinrazón imperdonable de tener demasiada razón”, pero un futuro no lejano acabará con resolver definitivamente el problema.

Por otra parte, las observaciones especiales estudiadas en La muerte y su misterio, tomo III, nos hablan de fenómenos físicos incontestables, movimientos de muebles, golpes, timbres agitados, objetos quebrados, etc. A menudo, esos ruidos vulgares, ese golpear de muebles, ese sonar de timbres, esas sillas, esos vasos, esos pasos, nos extrañan por su banalidad.

Pero, ¿es que debemos figurarnos la vida futura tal como la describieron Platón, Confucio, Cakya-Mouni y Jesús? La vida normal de ultratumba, ¿debe únicamente representar para nosotros un mundo de espíritus nobles y elevados? ¿Es que los hombres difieren mucho, el día después, de lo que era la víspera? Y nosotros, harto sabemos lo que es la enorme mayoría de los hombres, desde el África ecuatorial hasta los polos.

Hay una inclinación a pensar que los muertos son superiores a los vivos, y creerlos todos teósofos instruidos por Zoroastro, Manú y Krisnha, en marcha progresiva hacia el Nirvana, y conscientes de su Karma. Es una idea errónea; ningún testimonio prueba aquella superioridad. ¿Qué pueden ser, después de la muerte, las mayoría de los indígenas de nuestro planeta? ¿No vemos acaso que casi todos piensan tan solo a satisfacer las necesidades de su cuerpo, y jamás se preocupan del espíritu? Es la máquina humana gobernada por un alma engolfada en la materia.

Un antiguo error cuyo origen se pierde en la noche de los tiempos y que las religiones sucesivas se han ido trasmitiendo a través de millares de años, ha hecho arraigar la creencia que las almas de los hombres, libres ya del cuerpo, por el mero fenómeno de la muerte que se verifica en ellos, se vuelven instantáneamente espíritus elevados y puros.

Es un error parecido a aquel otro, por el cual se cree que el cielo es una residencia paradisíaca, que ninguna  sombra, ninguna turbación alteran jamás, cuando la astronomía moderna nos enseña que la inmensidad de los cielos es teatro de formidables cataclismos.

Nuestros telescopios nos confirman continuamente esta verdad innegable. Una vez dejada la vida terrestre, el alma no se vuelve por ello angelical; la muerte no puede trocar en omnisciente a un hombre vulgar; el alma humana —ya lo hemos dicho antes, — no puede acusar diferencia sensible, el día después de la muerte, de lo que ha sido la víspera; el ignorante no puede adquirir una ciencia que no ha aprendido con el estudio, ni el idiota volverse inteligente; como tampoco la guillotina podrá convertir un bandido en santo.

la muerte y su misterio camilo flammarion pdf gratis

De ahí podemos argüir que la mayoría de los difuntos no son intelectualmente superiores a la mayoría de los vivos. En el conjunto de nuestro globo, mueren aproximadamente cien mil personas por día. La inmensa mayoría de estos seres difuntos representan nómadas inconscientes; la atmósfera se halla repleta de ellos.

Parece ser que las almas poco evolucionadas, en estado — por decirlo así — embrionario, se quedan por algún tiempo en la atmósfera, y la mayor parte de las mismas son inconscientes. Constituyen un medio cósmico de conciencia difusa que, a veces, y en determinadas circunstancias, se amalgama con la subconsciencia individual de los vivos, y que, en los médiums, se traduce en algunos fenómenos espiritistas ya observados.

Nosotros no respiramos tan solo materialmente, pero también en un ambiente mental que ejerce una cierta influencia sobre nuestra salud física y moral. Muchos incidentes de nuestra vida, que acostumbramos atribuir al azar, no son fortuitos. Hay corrientes psíquicas, comparables a las corrientes magnéticas, cuya existencia viene confirmada por numerosas observaciones de coincidencias exactísimas. El antiguo adagio “las ideas están en el aire” no andaba muy lejos de la realidad.

El mundo psíquico que intentamos descubrir es inmenso y sin límites. Sobre el estado del alma después de la muerte y la vida futura, se han hecho incalculables hipótesis, desde los Arios del tiempo de Roma, desde los Griegos del tiempo de Homero, Hesíodo, Pitágoras y Platón; desde los Egipciones de los hipogeos faraónicos; desde los Hebreos del tiempo de Moisés; desde los Hindúes del tiempo de Buda; desde los Druidas de los dolmanes de la Galia; desde Cristo y los Evangelios; desde Mahoma y el Corán hasta los discípulos de Swedenborg, a los espiritistas, a los teósofos y hombres de ciencia del siglo XIX y XX.

Se han descrito los Campos Elíseos, el paraíso, el infierno, el purgatorio, el limbo, la morada de los muertos, los planos celestes, los arcanos del espacio, los mundos ultra terrestres, los viajes etéreos, la palingénesis, la reencarnación, la pluralidad de las existencias del alma; se han imaginado todo un universo inexplorado, en cuya comparación las sugestivas representaciones esculturales de nuestras catedrales no son más que unas débiles imágenes antropomórficas.

DESCARGA GRATIS DANDO CLICK AQUI EL LIBRO LA MUERTE Y SU MISTERIO CAMILO FLAMMARION PDF GRATIS

Descarga aquí mas libros de espiritismo en pdf

 

Related Posts

Leave a Reply