Manual de Astrología para Principiantes PDF [DESCARGA GRATIS]

Manual de Astrología para Principiantes PDF 

Texto introductorio, los manuales de astrología se encuentran para descargar gratis debajo de este escrito.

Nuestra Tierra, incorporada al sistema solar, está constantemente bañada por ondas que emanan del Sol y de los otros planetas. Estas ondas, estas vibraciones constituyen para nosotros la fuente de toda vida y condicionan todos los fenómenos visibles o invisibles que se manifiestan en la superficie, en la atmósfera y en el interior de nuestro Globo.

Este sistema de influencias planetarias forma un conjunto armónico y completo y es tan perfecto que si uno de estos factores celestes fuera suprimido, como, por ejemplo, si a causa de un cataclismo cósmico cualquiera, uno de estos planetas fuera destruido, ello acarrearía un trastorno total de nuestra condición de vida y una alteración radical de nuestra propia Naturaleza.

Es seguro que el desequilibrio así producido imposibilitaría nuestra existencia si el Sol desapareciera, ya que no habría ni luz ni calor; sería como si sufriéramos la extirpación del corazón.

De igual forma, si uno u otro de los planetas fuese destruido, ya no habría, según su naturaleza, ni movimiento, ni orden, ni armonía, ni alegría, ni progreso posible para nosotros; podríamos compararnos entonces, desde un punto de vista físico, al hombre al que hubieran extirpado su estómago, su hígado, sus pulmones, o uno de sus cinco sentidos o cualquier otro órgano vital. (Esto es vital en la astrologia)

No creáis que esta comparación ha sido escogida al azar o que es fantasiosa. En realidad, todo el sistema planetario es comparable a un gran Hombre cósmico del que el Sol constituiría el corazón, mientras que los otros planetas que gravitan alrededor serían los órganos de sus otras funciones.

Os explicaré más adelante que el Zodíaco delimita la esfera de influencia de este Ser sideral. Igualmente aprenderéis que en el cuerpo humano el Sol rige efectivamente el corazón, que la Luna preside las funciones del estómago, que Júpiter influencia el hígado, etcétera.

Utilizo este ejemplo de tipo fisiológico para que comprendáis mejor que existe una correlación profunda entre lo que se llama Macrocosmos o Gran Mundo (sistema solar) y el Microcosmos o mundo pequeño, constituido por el ser humano. La vida del Gran Todo influye sobre cada una de sus partículas, incluso las más ínfimas. En nuestro Universo todo está sometido a las mismas leyes y el átomo se comporta exactamente como un sistema solar en miniatura.

La famosa ley de Hermes según la cual: “Lo que está arriba es análogo a lo que está abajo”, responde a una verdad primordial.

Así, cuando ciertos planetas ocupan, en el curso de su evolución a través de los signos del Zodíaco, ciertas posiciones especiales que hacen que sus influencias se combinen mal, vemos en las manchas solares los síntomas visibles de la enfermedad del Gran Hombre, y esto tiene siempre como consecuencia el trastorno de la salud física y moral de la Humanidad, que “se traduce en epidemias, violencia, guerras, crisis sociales y económicas.

En el momento preciso de su nacimiento, el niño es impregnado por el conjunto de las influencias planetarias que lo marca de un sello indeleble, como una placa fotográfica virgen se impregna cuando súbitamente es expuesta a la luz. Esta influencia inicial que se conserva toda la vida, está condicionada por el estado celeste del momento, pero también y sobre todo, por el ángulo particular bajo el cual estos influjos han sido registrados. Este ángulo depende de la hora de nacimiento y de la posición geográfica del lugar natal que determinan las posiciones astrales respecto al horizonte y al meridiano.

Así, cada ser humano o microcosmos “es creado a imagen” del Macrocosmos, pero sólo participa de la naturaleza de este último en función de la orientación del cielo respecto a la posición geográfica del lugar, dependiendo esta orientación de la hora precisa del nacimiento.

Manual de Astrología para Principiantes PDF

Para explicarme mejor, diré que todos los seres nacidos bajo la influencia de un mismo día tendrán todos, más o menos en potencia, el estado particular del cielo de ese día, pero, individualmente, cada ser soportará estas influencias desde un punto de vista y en un grado diferentes, según la hora precisa de su nacimiento que condiciona las posiciones de los astros en relación al lugar geográfico natal.

Como ocurre con el hombre, en la Naturaleza y en todas las cosas, existe en el cielo. constelado lo que se denomina “la cara y la cruz de la moneda”, condiciones armónicas u hostiles de las que nosotros, humanos, sufrimos las repercusiones. Según su longitud celeste, y los ángulos que los planetas forman los unos por relación a los otros, resulta para nosotros el bien o el mal, la suerte o la desgracia, la felicidad o el dolor.

Del mismo modo que estas influencias pueden dotarnos de las más bellas cualidades físicas, morales e intelectuales, también pueden afligirnos con los peores defectos, taras y vicios más viles. En realidad, por la Astrología se llega a admitir como cierto que en la Naturaleza y en el movimiento de los astros es donde residen las causas visibles de todo el drama humano.

Para que comprendáis más fácilmente la noción de este “bien” o de este “mal” que nos dispensan los planetas, os diré que éstos, vistos desde la Tierra, parecen moverse a nuestro alrededor en un plano casi idéntico, plano que se halla delimitado por una especie de cinturón circular llamado Zodíaco. Este Zodíaco se subdivide en 12 zonas o signos, constituyendo cada uno de ellos un campo magnético diferente.

Los planetas que circulan en estos signos, se hallan, por su propia naturaleza vibratoria, o en armonía o en disonancia con los campos magnéticos de estos signos. De ello resultan, según los casos, efectos benéficos o perniciosos. Comprenderéis esto mucho mejor cuando aborde el tema de los signos del Zodíaco. Que os baste con saber que las influencias de los planetas a través de los signos afectan principalmente nuestras inclinaciones, nuestros instintos, nuestras tendencias de carácter.

 

Related Posts

Nuestras Categorias

CLICK AQUI PARA PARA UNIRTE GARTIS