la virtud masonica

Entendemos por la virtud masonica a todo aquello que se opone al vicio, por eso masonicamente no nos referimos a los vicios físicos, que si, hay que moderarlos, pero nos referimos a los vicios Morales, la virtud será la línea de conducta y el camino que debe seguir el masón para su perfeccionamiento.

La virtud masonica vendría a hacer todo lo que hacemos y que hace el bien. Pero tiene que ser un hábito, generarse de forma automática y por nuestra voluntad y que siempre este bajo el regulamiento de la razón en todo ámbito y con todos por igual. Por ejemplo, yo me puedo comportar en logia de una forma amable, buena y humilde, pero a lo mejor en otro ambito de la vida, ya sea laboral, social y familiar no tener esa misma conducta. Entonces no soy realmente amable, bueno y humilde, no estoy siendo virtuoso, estoy siendo interesado que es distinto.


La virtud masonica se categoriza en varias: tenemos las virtudes cardinales, de suma importancia y análisis de estudio muy profundo, pero la masonería toma un poco más de importancia a las virtudes teologales: fé esperanza y caridad. Un claro ejemplo de eso es La marcha de aprendiz: Fe en nuestros ideales, esperanza en realizarlos, por amor a la humanidad. Quizás no te diste cuenta, pero venimos haciendo la marcha de aprendiz muchísimas veces y uno de los tantos significados que tiene es nombrar las tres virtudes teologales.

En grados superiores, veremos un concepto más profundo de la virtud masonica, mas que nada de las virtudes anteriormente mencionadas: fe, esperanza y caridad. Un aprendizaje mucho más importante de lo que podamos imaginar, poniendo en práctica esta FE, podremos obtener todo lo que querramos. Pero no es solo pasar un ritual y ya, sino que es un estudio completo y fundamentalmente práctica. Entre ellas, la caridad no es dejar 100 pesos en el saco de beneficencia ni darme ayuda a alguien cuando la necesita. Si, es parte de la caridad, eso seguro, pero la caridad va mucho más allá y es el amor por el género humano.


Intentando dominar y ejercer la virtud masonica o por lo menos intentarlo, empezaremos a lograr tener “señal”, esa antena que nos conecta con el cosmos y al conectarnos con el cosmos, logramos entrar en lo más profundo de nuestro interior. (VITRIOL)

Para poder empezar a vivir la verdadera masonería que a mí punto de vista es la trilogía de la felicidad plena con uno mismo, la armonía con la naturaleza y la conexión con el cosmos y con Dios. Todo lo demás es un camino para llegar a esto, son las herramientas que necesitamos para olvidarnos de los problemas profanos, eso es vulgar, nos debe de interesar más la perfección humana, a través de las herramientas masónicas para alcanzar la verdadera felicidad.

Ahora bien, muchas veces el camino a la virtud es largo y requiere de sacrificio, pero la lucha contra los vicios siempre tiene que existir, no podemos dejarnos llevar por los vicios que destruyen al ser humano y lo degradan a la más baja expresión, mientras caminamos por el sendero que nos lleve a la virtud, debemos primero combatir los vicios, como dice nuestra orden.

La virtud masonica es un tema fundamentalmente del aprendiz masón, pero es un tema que se tiene que ver en toda la carrera masónica, ya sea con trabajos escritos o trabajo individual de investigación personal, durante la carrera masónica y durante toda la vida. Muchas veces por tomar diferentes grados, olvidamos lo esencial de los primeros grados. Nunca olvidemos que los temas del primer grado, “no se aprueban totalmente cuando pasamos al segundo grado” sino que tardaremos toda la vida.

Related Posts

Leave a Reply