fbpx

El Esoterismo del Arca de Noé [La nueva Civilización]

El Esoterismo del Arca de Noé

Según el relato Bíblico, Noé y su arca se salvaron para fundar de nuevo una humanidad superior sobre la Tierra. El templo de la ley divina siempre se apoya en dos columnas: la Justicia y la misericordia. La justicia se había cumplido permitiendo la destrucción de esa humanidad que se rebeló contra los preceptos divinos como decía Platón, y la misericordia también se cumplió ayudando a formar un pueblo elegido que escapó a la catástrofe en el “arca de Noé”.

¿Y que representa el “arca de Noé”? El “arca de Noé” (el arcano) simboliza a las gentes de aquella humanidad que conocían los arcanos, los sagrados misterios, la ciencia de las transmutaciones del plomo (de la personalidad) en el oro (del espíritu), es decir, aquellos que no se habían dejado arrastrar por la degeneración en que la mayor parte de aquella humanidad había caído.

Con aquel grupo de gentes selectas se formó la semilla de una nueva humanidad. Esa nueva humanidad fue la responsable de la fundación de esas antiquísimas y extraordinarias civilizaciones cuyo origen se pierde en la noche de los tiempos, como fueron la China, Egipcia, Maya, Inca… en cuyas leyendas queda el confuso recuerdo de que sus fundadores tuvieron un origen solar, es decir, espiritual, y de que vivieron en un lugar paradisíaco.

El Esoterismo del Arca de Noé [La nueva Civilización]

Y aquí podríamos decirle a cualquier investigador imparcial y sin prejuicios que investigue las civilizaciones citadas y comprobará con asombro que cuanto más nos remontamos atrás en el tiempo, más imponente es su arte, su religión, su ciencia y en general su cultura. Las impresionantes pirámides de Gizah en Egipto o de Teotihucan en Méjico están datadas en los orígenes de esas culturas y no como cabría esperarse de su época intermedia o final.

Y lo mismo podemos decir de su lenguaje jeroglífico (egipcio, chino, maya) o de sus textos religiosos. A modo de ejemplo citemos al gran egiptólogo Wallis Budge refiriéndose al libro sagrado de los egipcios: “Los primeros textos contienen pruebas no sólo de haber sido compuestos, sino también de haber sido revisados o editados, mucho antes de los días del rey Mena (considerado el primer rey o faraón de Egipto), y a juzgar por muchos de los pasajes en las copias inscritas en jeroglíficos sobre las pirámides de Unas (el último rey de la v dinastía, en tomo al 3330 a. de C.), y de Teta, Pepi I, Mer-en-Ra y Pepi II (reyes de la VI dinastía, entre el 3300 y el 3166 a. de C.), parecería que, incluso en aquellos remotos tiempos, los escribas se sentían perplejos y apenas lograban entender los textos que tenían ante ellos…

Fijar un límite cronológico al arte y a la civilización egipcios es absolutamente imposible.” Wallis Budge (1857-1934), “The Book of the Dead: The Papyrus of Ani”, 1895, British Museum, Londres. Y tras este paréntesis, volvamos a la tradición esotérica, según la cual, la nueva humanidad que se formó después del “diluvio”, aún siendo gentes de un alto nivel espiritual, distaban ya mucho del nivel que tuvieran las primeras razas humanas, la humanidad paradisiaca.

El “pecado original” (la fornicación) y la degeneración ética habían degradado el cuerpo y la mente, y habían dejado en el fondo de la psiquis huellas indelebles, formándose el actual subconsciente de la psicología, constituido por los innumerables defectos psicológicos que cargamos en nuestro interior (vicios, automatismos inconscientes, deseos, sueños, etc., etc.).

Estos defectos psicológicos, ya lo hemos dicho, son los pecados capitales de las religiones, son también los “agregados psicológicos” del Budismo Tibetano, y son los demonios y monstruos de los cuentos, mitos y leyendas, tales como el “minotauro”, los “dragones”, “serpientes monstruosas”, y toda clase de bestias contra los que debe luchar valerosamente el caballero que quiere salvar a su dama (su esencia interior) o a su comarca (psicológica, interior) del azote de esos monstruos (nuestras bestias internas, las monstruosidades que en nuestro interior cargamos).

 

LIBROS DEL DIA

1: Las Conjuraciones y la Invocacion del Rey Salomon.PDF

2: La magia del templo.PDF

3: La Magia de Arbatel.PDF

4: informe los magos negros.PDF

5: historias del libro negro.PDF

6: Historia del Satanismo y la Brujer¡a.PDF

Related Posts